Escribe la primera entrada de tu blog como si fueras el próximo premio Pulitzer

Hoy quiero que aprendas a escribir la primera entrada de tu blog como si fueras el próximo Premio Pulitzer

La primera pregunta que me hacen muchos de mis clientes es:

¿cómo puedo escribir la primera entrada del blog de mi negocio?

Y es que, como ya sabrás, uno de los servicios principales de mi negocio (y si no lo sabes, te lo digo ahora) es la creación de páginas web o blogs para pequeños negocios.

Después de algo más de un año al frente de Negociosconweb.com, he podido observar que un gran número de clientes, cuando les entrego su web/blog terminado, me miran con cara de pánico y me preguntan:

Andrés, ¿cómo lo hago para escribir la primera entrada de mi blog?”

 

 Foto credit: © Eugenepartyzan | Dreamstime.com – Child.Young Business Boy In Office. Funny Kid In Glasses Writing Pen

Quizá lo primero que debes tener definido, sea una estrategia clara de publicación. Es decir, saber sobre qué vas a escribir y para qué (con qué objetivo vas a escribir). Pero quizá este sea un tema para otro post más largo…

No te voy a decir sobre qué deberías escribir en la primera entrada o post de tu blog. Nadie mejor que tú conoce tu negocio y sabe de qué temas hablar, o qué productos o servicios describir para darlos a conocer a tu audiencia.

Puede que incluso quieras hacer una presentación de tu negocio y servicios en esta primera entrada. Tú mismo. Como te digo, tu blog es tuyo y nadie mejor que tú para decidir sobre qué vas a escribir.

¿Te imaginas un Premio Pulitzer al que le tuvieran que decir sobre qué temas escribir?

Bueno, llegados a este punto, tengo que darte una mala noticia.

No existe un guión universal para escribir un buen post.

Lo siento, no existe. Pero sí hay ciertas pautas que puedes cumplir para escribir un buen post:

  • El título
  • La introducción.
  • El segundo párrafo.
  • Listas, listas.
  • Una imagen que refuerce el mensaje.
  • Una llamada a la acción.

Vamos a verlo punto por punto:

1.- El título tiene que ser impactante, pero sin exagerar o forzar.

Tienes que conseguir llamar la atención de tu lector. Piensa que una visita te dedicará solamente unos 5 segundos antes de decidir si se va a otra página en Internet. 

Un gran título (que sea atractivo, con gancho) puede marcar la diferencia entre seguir leyendo tu post o que esa visita se vaya para siempre.

Debes saber además que más de un 80% de las visitas jamás volverán a tu blog una vez que lo dejen. Aplastante.

Así que es fundamental que les abras la puerta con un buen título. 

Afortunadamente, hay fórmulas que funcionan y que debes ir probando en tu blog:

  • ¿Cómo hacer… de forma fácil/sin morir en el intento?
  • n formas de…
  • Todo lo que deberías saber sobre…
  • 9 cosas útiles que aprendí de… (un famoso, una película, una canción, incluso un evento al que asistas).
  • Guía paso a paso para… 
  • Los secretos que te permitirán…

Por cierto, ¿qué te parece mi título? ¿dirías que ha captado tu atención? ¿ha conseguido que leas hasta aquí?

2.- Introducción. La primera frase también es clave.

Si con el título debes conseguir captar la atención de tu lector, con la primera frase tienes que crear interés.

Es fácil, debes tener una sola idea por entrada. Así tendrás muy claro cual es la palabra clave de tu post.

En este caso, tienes que “dejar caer” tu palabra clave en esta primera fase. Y crear misterio, controversia, debate, incluso lanzar una pregunta al lector.

En definitiva, picarle la curiosidad para que siga leyendo.  

¡Lo vas pillando! 😉

Por cierto, hablando de palabras clave, otro día hablamos de SEO si quieres, podemos empezar con unas pinceladas básicas que puedes aplicar a tus posts. Puedes escribirme en >>> contacto <<< si estás interesado en estos temas.

3.- En el párrafo ya debes desarrollar la idea principal.

Aquí, hay una cuestión clave: dirígete a tu lector como si estuvieras hablándole a tu mejor amigo. Sé directo, sé cercano, cuenta una historia de la misma forma que lo harías si estuvieras tomando un café con él.

4.- Listados, listados.

Otra cosa que tienes que saber: en Internet la gente no lee, no se detiene a intentar comprender un párrafo de más de 5 líneas. 

Simplemente “escanea”, hace un barrido por la página que tiene delante y decide en 4-5 segundos (si llega) si le interesa o no lo que tú le puedes ofrecer.

Utiliza listas, listas. Puedes utilizarlas con viñetas, con números. 

Pero, por favor, nada de esos interminables párrafos para explicar una idea que se pueda explicar con una línea o con un listado de 4-5 elementos sencillos.

No te engañes, nadie en Internet lee un párrafo de más de 6-7 líneas, por mucho cariño que te tenga.

Este post tiene dos listas, ¿ves cuáles son?

5.- ¿Una imagen vale más que mil palabras?

De acuerdo, puede parecer un refrán, pero si lo piensas, utilizar una imagen para reforzar tu mensaje puede ayudar a tu lector a comprender mejor la idea que le quieres transmitir, y hará que tu post permanezca en su memoria con más facilidad.

Puedes utilizar Flickr, bajo licencia Creative Commons, el único requisito que debes cumplir es citar al autor.

También puedes encontrar buenas fotos gratis en Photopin.com. O algunos bancos de imágenes como Fotolia o Dreamstime cuentan con grupos de imágenes gratuitas que te pueden servir para empezar.

Si quieres, puedes decirme qué te parece la imagen que he utilizado en el post. ¿Crees que refuerza el mensaje que quiero darte?

6.- Y el cierre, tiene tanta importancia como el título.

Es imprescindible que termines tu artículo con una “Llamada a la Acción” (Call To Action – CTA, en inglés), con la que le pides al lector que haga algo que te interesa.

Puede ser desde compartir tu artículo en sus redes sociales, a dejar un comentario, o que vaya a ver un determinado producto o servicio que tienes en oferta en ese momento.

Una fórmula que suele funcionar es terminar con una pregunta que le haces a tu lector, con la que le pides de forma directa que realice una acción.

Bueno, hasta aquí hemos visto los puntos clave que debe cumplir un buen post.

Ahora, sólo debes hacer como Rafa Nadal.

….

….

¿Qué? ¿Cómo Rafa Nadal?

Sí, practicar y practicar. Es de cajón. Cuanto más escribas, mejor se te dará, expresarás mejor tus ideas y conseguirás enganchar y hasta fidelizar a tus lectores.

¿Probamos?

No tengas miedo a escribir tu primer post. Vale, no te va a salir perfecto. Tú sólo ponle ganas y ten siempre presente tu intención de ayudar al lector con lo que escribes. Trata de entretener y ponle tu propia voz. ¡Sé tú mismo!

De todas formas, me gustaría avisarte de una cosa: si esperas tener muchas visitas y comentarios en esta primera entrada de tu blog, no te desanimes pero…. seguramente no pase nada.

¡Ahhh! ¿Qué me dices?

Sí, lo más probable es que NO PASE ABSOLUTAMENTE NADA. Nadie te leerá, aparte de tu madre o tu mejor amigo, y es muy probable que aunque tu llamada a la acción sea, por ejemplo, que te dejen un comentario en el blog… ¡¡No te escriba ni Perry el Ornitorrinco!!

Pero te aconsejo que te quedes con el lado positivo: has escrito la primera entrada del blog de tu negocio. Has dado el primer paso. Ya sabes que puedes hacerlo. 

Ahora sólo te queda practicar y practicar y te aseguro que cada vez vas a hacerlo mejor. Y sí, llegará un día, quizá no muy lejano, en el que comiences a ver que tus visitas suben. E incluso llegará un día en el que, de repente, tendrás un primer comentario en una entrada de tu blog, y confirmarás en ese momento que existe alguien al otro lado que te lee y que tiene interés por saber de tu negocio. Y tendrás así la confirmación de que tu negocio puede también ayudar a muchos clientes en Internet.

¿Te animas a escribir la primera entrada de tu blog y nos lo cuentas en los comentarios? (ves, esta es la CTA de mi post)

¡Que tengas un buen día!

Si te ha gustado... ¡comparte! Compartir es vivir.
Share on Google+
Google+
0Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

2 comentarios en “Escribe la primera entrada de tu blog como si fueras el próximo premio Pulitzer

    • Hola, Berta.

      Exactamente, aunque se trataría de una fase previa a la que hemos hablado en este post, es algo que trataremos la próxima semana. 😉

      En tu caso, tú ya tienes la idea, y tienes el blog, así que sólo te queda seguir escribiendo con regularidad. Para eso hablaremos también en un futuro de cómo establecer una rutina de publicación.

      Me alegro mucho de que te haya gustado. Un fuerte abrazo,
      Andrés

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.